sábado, 21 de enero de 2017

Gente que me inspira...Teresa de Paleosystem




Hola Paleo-amigos, después de la entrevista de Airám Fernández de Paleotraining, que tuvo gran acogida, voy a seguir con las entrevistas de la gente que me inspira, y en esta ocasión hemos charlado con Teresa de Paleosystem, un blog muy conocido y que si te metes en el mundillo del paleo, tienes que conocer, ya que incluye ejercicio, recetas, estilo de vida y mil cosas más. Un autentico placer para mi, poder charlar con Teresa, que sin duda es un referente en el estilo de vida paleo, ahí va la entrevista, espero la disfruten:



¿Cuando conociste el estilo de vida paleolítico o evolutivo, y como?

Pues soy muy mala para las fechas, pero creo que lo conocí hace ya unos 7 años aproximadamente. Estaba entrenando en un gimnasio al que iba antes, con un entrenador personal el cual ahora es un buen amigo, y me empezó a hablar de un tal Cordain que tenía una teoría muy loca sobre eliminar los cereales en la dieta, así que me interesé en ello y decidí probarlo. Suelo ser muy curiosa y generalmente hago de mi misma un conejillo de indias, con lo cual me compré el libro, me lo leí 2 veces y tras adquirir ese fui descubriendo más autores, incluso más antiguos que Loren Cordain… hasta la actualidad, ¡y aquí sigo enganchada! Mantener el cuerpo sano es un deber… de lo contrario no seremos capaces de mantener nuestra mente clara y fuerte :-)


¿Como te ha cambiado este estilo de vida?

Me ha cambiado la vida en todos los sentidos, literalmente. Antes siempre estaba enferma, y mi infancia fue un ir y venir de los hospitales, incluso tengo un post en el blog en el que hablo sobre mi problema respiratorio.

Recuerdo mi niñez con constantes problemas de salud, pero es increíble mirar atrás y darte cuenta como con una simple decisión se puede llegar a modificar tanto el futuro. Las cosas que parecen tener menos relevancia a menudo son las que realmente nos marcan la diferencia. El haber eliminado ciertos alimentos en mi dieta habitual ha hecho que sea consciente de que estar en salud no significa simplemente tener ausencia de enfermedad. ¡Hay más cosas detrás de ello! La afirmación de "estoy bien" me ha variado considerablemente.
Cuando antes creía estar bien, en realidad vivía con inflamación pero ya me había adaptado tanto a ella que para mi era normal que mi abdomen estuviese hinchado tras comer, era normal tener mucho sueño después del almuerzo, era normal levantarme por la mañana y no parar de sonarme, y era normal por supuesto tener dolor en cada menstruación. Luego la cosa cambió paulatinamente, tanto que incluso un día acudí al médico para solicitar una analítica (suelo hacerme cada año) y mirando la doctora mi historial me dijo: "- ¿Qué ha pasado que hace tiempo que no te veo?". Mi respuesta fue "- simplemente cambié mi alimentación y ya no me enfermo como antes". Sentirse sana te hace estar más feliz, más centrada. Tener dolencias te cubre con una nube toda tu visión de la vida y la transforma totalmente…


¿Crees realmente que la forma de alimentarnos influye en nuestra salud?

Lo creo al 100%. Como comentaba anteriormente, soy un claro ejemplo de ello. Y como yo, hay muchas personas que han abandonado una alimentación más artificial y han comenzado a incluir alimentos naturales, provenientes directamente de la tierra, y su salud ha mejorado en aspectos que ni siquiera esperarían, como por ejemplo tener mejor movilidad o dormir toda la noche del tirón sin despertarse, no enfadarse por cualquier cosa, quitarse los dolores de cabeza, y una larga lista.

A veces estos cambios en tu forma de alimentarte no son sencillos y requieren de mucho tiempo y esfuerzo, pero realmente para disfrutar de una buena salud, primero uno debe disciplinarse y controlarse a si mismo. Dejar de lado los antojos o esa ansiedad por la comida basura... Si eres capaz de eso, todo vendrá rodado. ¡La mente es todo! Te conviertes en lo que crees.



Crees que existe una especie de rechazo cuando hablas con la gente sobre estilo de vida paleolítico, y por que?

Lo que pienso es que hay mucho desconocimiento todavía sobre este o cualquier otro tipo de alimentación. Lo primero que te dicen es que en la dieta Paleo lo que se hace es comer mucha carne y que eso no es sano porque han dicho por la tele que es cancerígeno.
Hay muchas personas que tienen tendencia a opinar o a hablar de temas que realmente desconocen o que no se ha molestado en indagar si realmente es cierto lo que se les cuenta en "la caja tonta" o no. Por poner un ejemplo, según un informe de la OMS, nos dice que la mayor parte del nitrito al que están expuestas las poblaciones proviene de los productos de origen vegetal y menos de un 10% de las carnes curadas. Este tema da para otro post... pero lo que quiero decir es que realmente lo que hay que hacer es "El test de la abuela", como me gusta llamarlo. Quiero decir, que si te alimentas con productos que ni siquiera tu abuela sabe que son, o cómo se pronuncian, estás teniendo una alimentación errónea. ¡Es así de sencillo!
La realidad es que nunca había comido tantos vegetales en toda mi vida como ahora. La calidad de las carnes que consumo en la actualidad han mejorado bastante porque he descubierto que lo que come el animal también es importantísimo. Productos ecológicos, sin pesticidas... Si son recién sacados de la tierra, mejor que mejor (es por ello que tengo mi propio huerto urbano). En definitiva, es fundamental obtener todos los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento de tu organismo, y sobretodo no hacer opinión sin fundamento. Hay que indagar más allá de lo que a uno le cuentan. No creáis nada por el simple hecho de que muchos lo crean o finjan que lo creen; creedlo después de someterlo al dictamen de la razón y a la voz de la conciencia.



Y para terminar ¿como seria para ti un día ideal, desde la mañana a la noche?


¡Buff...! un día ideal. El día perfecto es aquel que puedes compartir con las personas que amas, hagas lo que hagas. He tardado tiempo en darme cuenta de eso, por ello siempre intento ser consciente de que todos los días son ideales, tengo la suerte de poder contar con todo ese amor.

Pero podría decirte que para mi, un día perfecto sería aquel en el que me despierte sin el sonido del despertador, que sin embargo sea la luz del sol la que poco a poco vaya iniciando mi puesta en marcha y que ocurra lo mismo a la hora de ir a dormir, que a medida que oscurece me prepare para ir a la cama. ¡Ohh qué felicidad! si pudiéramos seguir ese ciclo siempre mejorarían muchas cosas.
En mi día ideal tiene que haber un GRAN desayuno. Me encanta desayunar fuerte. Por ejemplo, unos huevos a la plancha con unas verduras frescas de la huerta, ensalada bien condimentada y una gran taza de cualquier infusión que me apetezca en el día. También tiene que haber una buena compañía para irnos un par de horitas por el monte o la playa, ¡y si nos ponemos descalzos mejor! ¡y si nos picamos algunas bayas del camino, mejor aún!.
Después del paseo, comer bien y luego reposar leyendo un libro mientras suena la música, o escribir, dibujar, trabajar... Luego por supuesto ir a entrenar y disfrutar del entrenamiento. Una buena ducha de esas que te dejan nueva, y reunirme con la gente más cercana para compartir la cena y charlar. Ya acabando el día una sesión de meditación, 10 ó 20 minutos y si me quedo dormida con ello mejor... a dejarse caer como la noche :-)
Muchos me preguntan cómo puedo hacer tantas cosas en el día, pero realmente solo hay que organizarse. Hay veces que un día ideal no tiene porque ser tan activo. En otras ocasiones, mi día ideal es sencillamente estar en casa, tranquila, leyendo, estando con mi chico, un poco de HIIT cortito o de yoga y listo, preparada para afrontar el día siguiente.


Bueno, ¿que les parece? como dice Teresa, unos simples cambios te cambian la vida, a ella le ha pasado, a mi también, y seguro que a mucha gente más, lo iremos viendo.



Un fuerte abrazo


0 comentarios:

Publicar un comentario