viernes, 24 de marzo de 2017

Gente que me inspira. XAVI CAÑELLAS, autor del libro "Niños sanos, adultos sanos"

Hola amigos. Espero estén bien. Hoy estoy muy contento porque tenemos con nosotros en la sección "Gente que me inspira" a Xavi Cañellas. Escritor junto a Jesús Sanchís de
Niños sanos, adultos sanos. Un libro muy completo y esclarecedor. Pero bueno vamos antes con Xavi.

Ésto es lo que dice de sí mismo en su web:
"Curioso, perseverante, emprendedor e incansable de mi pasión: la salud. Soy psiconeuroinmunólogo y ejerzo la práctica clínica desde hace 15 años. Me gradué en fisioterapia por la Universidad de Salamanca (USAL) y realicé el Máster en Psiconeuroinmunología Clínica en la Universidad de Girona (UDG). Fundé, junto a mis tres socios, Regenera, una empresa dedicada a la formación en Psiconeuroinmunología Clínica. Soy Co-director y docente del Curso Experto Universitario en Psiconeuroinmunología Clínica y Evidencia Científica por la EFHRE International University y responsable del desarrollo de la Psiconeuroinmunología Pediátrica. Actualmente, estoy cursando el Máster en Biología Molecular y Biomedicina de la Universidad de Girona (UDG) y soy investigador colaborador del proyecto: “Alimentación, equilibrio ecológico y regulación de la inflamación” dirigido por el Grupo de Investigación de Eumetabolismo y Nutrición del Instituto de Investigación Biomédica de Girona Dr. Josep Trueta (IDIBGI). Disfruto divulgando, y soy conferenciante y docente en varios másteres y cursos en el territorio Español. Puedes encontrar más sobre mi en: www.regenera.cat"

Ha escrito un libro maravilloso junto a Jesús Sanchís, Niños sanos, adultos sanos un libro que llena un hueco libre que faltaba sobre la alimentación durante el embarazo y la infancia. Un libro que durante 280 páginas habla sobre nuestra salud y la de los seres que más queremos, nuestros hijos.
Hoy día damos por  normal que nuestros hijos tengan dermatitis atópica, enfermedades raras, intolerancias, sensibilidad o alergias a cualquier cosa, pero lo cierto es que lo que habitualmente pasa, se debe a malos hábitos que nuestra sociedad ha convertido en lo "normal".
Un libro revulsivo, revolucionario, atrevido y esclarecedor sobre como nuestra alimentación o nuestros hábitos pueden cambiar nuestra vida y la de los seres que más queremos, nuestros hijos.
Tengo a Xavi enfrente y le voy a hacer las siguientes preguntas, ahí va:


¿cuanto de importante es la alimentación de la madre durante el embarazo y la lactancia para el bebe?
Muy importante, de hecho todo lo que haga mamá durante el embarazo marcará la salud del futuro adulto. El estado metabólico, la composición bacteriana y el estado neuroendocrino de mamá es el primer hogar del futuro bebé y es allí donde se programarán los sistemas más importantes del feto y futuro niña/niño. Evidentemente que la lactancia también será clave. Hoy día estamos aburridos de oir que existen superfoods, alimentos mágicos y zumos milagrosos de color verde. Si tenemos que hablar de un súper alimento, este es la leche materna y no solo por la cantidad de nutrientes y moléculas inmunitarias sino también por aportar bacterias que colonizarán el intestino del bebé. Estas bacterias provienen del intestino de mamá y es lo que la ciencia conoce como el “breast-gut axis”. Literalmente es un tráfico bacteriano, una autopista de bacterias que inician el camino desde el intestino hacia la mama en el último trimestre de embarazo y durante toda la lactancia. ¿entendemos aún más por qué lo que haga mamá” durante el embarazo y post-parto influirá tanto en la salud de los hijos?
Aún así, me gustaría decir que damos, bajo mi punto de vista, excesivo altavoz a la alimentación y lo entiendo, ya que tenemos una desinformación exagerada y una manipulación importante. Creo que deberíamos aumentar el abanico de la salud y entender que la alimentación sería lo mínimo que deberíamos realizar correctamente para no enfermar, entender que es una alimentación saludable y evitar los productos insanos. Y tener también muy en cuenta las horas de descanso, la exposición al sol, el ejercicio físico y sobre todo nuestro ritmo de vida y la gestión del estrés.

¿Si un niño con 3 años ( por ejemplo) si se diera el caso, por el motivo que sea, que la madre no ha llevado buena alimentación y/o que el niño ha tomado leche de fórmula en lugar de la materna los primeros años, tan importantes como dices, para su futuro. ¿Que puede hacer a partir de ese momento?
Más que el niño, sería qué podrían hacer los padres. Y la clave es tomar consciencia del cotexto de vida que llevan y tomar alguna decisión en pro a la salud. Si me preguntas sobre alimentación, lo más coherente es que antes de exigir cambios de alimentación a los hijos sería empezar por ellos mismos cambiando sus hábtios. Así de forma natural, nuestros hijos entienden que lo normal en casa es un tipo de alimentación sana. Re-programar nuestra salud es posible y aunque no hayamos tenido el embarazo deseado, el parto fantástico, la lactancia, etc… podemos reconstruir nuestra predisposición a enfermar, sí se puede.


¿que opinas sobre la introducción de alimentos a los bebés a partir de los 6 meses?
6 meses es algo orientativo y no debería ser una norma estresante. Lo veo en la consulta diariamente y es un tema que genera mucho estrés. Si el bebé presenta control del tronco y el cuello, no presenta el reflejo de extrusión y sobre todo tiene interés por la comida parece que puede estar preparado para comer alimentos sólidos. En nuestro libro, Niños sanos, adultos sanos, escrito junto mi amigo y compañero Jesús Sanchis, dedicamos un capítulo entero a describir qué alimentos y qué pauta sería la más apropiada para empezar la alimentación sólida en un bebé. La clave será: mucha tranquilidad, mucha intuición y no hacer caso a productos avalados por sociedades científicas. Es un momento muy importante ya que nuestras bacterias (microbiota) empezarán el camino hacia una microbiota adulta. Y evidentemente que dependerá de otros factores como si aún está mamando o no.


En los últimos años vemos como es "normal" que bebés y niños tengan muchos problemas de piel atópica, alergias, etc. ¿realmente es “normal”?
No, no es normal pero sí muy habitual lo que lo traduce en “normal”. No hay niños atópicos o alérgicos, sino niños con alteraciones inmunitarias que les provoca “x” sintomatología. Actualmente el 30% de los niños europeos padece de dermatitis atópica y España es de los países con mayor índice de obesidad infantil mundial. Si realmente consideramos esto como normal, como dirían algunos: “apaga y vámonos”.


Si un niño pequeño ha estado acostumbrado desde pequeño a comer mal ( galletas, cereales, procesados) ¿como podemos hacer para que empiece a comer bien?
 
Es un tema interesante a la vez que complicado en cada sistema familiar. Para empezar hay que pensar que el gusto se programa en el útero. Estudios muestran como si mamá durante el embarazo consume mucho azúcar, está predisponiendo al sabor dulce a su futuro hijo y a tolerar peor sabores amargos. Conclusión: las verduras costarán comerlas a los pequeños. Creo que lo importante es que el sistema familiar tenga unos hábitos saludables y que en casa sea un templo como le gusta decir a Jesús. Que lo “normal” sea que en la nevera haya alimentos: frutas, hortalizas, pesacado fresco, carne de buena calidad… y luego, y siempre y cuando no haya una enfermedad o una intolerancia o alergia específica, disfrutar fuera de casa puntualmente de también una alimentación sana y algo no tan sano. Aquí jugará un papel muy importante como el sistema familiar gestiona el estrés. Mi hija Martina tiene 5 años, en casa come de forma muy saludable y cuando la invitan a algún cumpleaños ella decide lo que quiere comer y probar.

¿Que recomendaciones generales darías a los padres para alimentar a sus hijos, hoy en día, con el continuo ataque publicitario de marcas de productos procesados que existe?
Si nos basamos en que el ser humano es el único animal que no sabe lo que debe comer, que tiene que pagar consultas con expertos y se basa en “dietas con nombres cada vez más raros”, lo tenemos difícil. Como decía antes, la alimentación debería ser lo mínimo que deberíamos hacer de forma saludable para no tener enfermedad o dicho de otro modo: una alimentación saludable NO es sinónimo de salud pero una alimentación NO saludable SÍ es sinónimo de enfermedad. Como recomendación sería huir de productos procesados y recuperar la intuición: seguro que si nos permitimos parar un momento sabremos y sentiremos que la fruta es más saludable que las galletas de todas las formas y colores. Mi recomendación sería darnos permiso para tomar alguna decisión en pro a la salud, vivir con tranquilidad el hábito de la alimentación y recuperar el instinto del ser humano.

¿que les parece? Aunque sea nuevo, para mí ya es un libro de "referencia"
Les recomiendo su lectura y la compra ya que sin duda, ¡¡¡les cambiará la vida!!!

0 comentarios:

Publicar un comentario